¿Qué es la economía circular y por qué es tan importante hoy en día?

economía circular

Antes de entrar a definir el concepto de “Economía Circular”, déjame darte un par de datos que te ayuden a dimensionar la situación actual del modelo económico mundial actual.

¿Sabías que en el mundo se generan más de 10 mil millones de toneladas de residuos al año? Mucho más de lo que nuestro planeta puede soportar.

Otro dato. Se calcula que para el 2050 la población mundial se va a incrementar en 3 mil millones más de personas.

¿Y esto qué supone? Que aumentará exponencialmente la demanda de materiales y de energía, en un planeta que se encuentra inmerso en una crisis climática grave y cuyos recursos son limitados.

¿Pero cómo hemos llegado a esta situación?

El problema está en el modelo económico lineal, es decir, producir, usar y tirar, en el que los productos están diseñados para que tengan una vida muy corta y así entramos la espiral de “compra y deshecha”, lo que obliga a sobreexplotar los recursos con un daño irreparable para los ecosistemas y la atmósfera.

Una auténtica barbaridad, ¿no te parece?

Por suerte existe una solución para cambiar este modelo basado en el consumismo insostenible y de paso salvar el planeta.

Consiste en dejar atrás el tejido productivo del despilfarro e implementar en todos los sectores la nueva Economía Circular.

¿Qué es exactamente la Economía Circular?

Seguro que has oído hablar continuamente de términos como Reducir, Reusar, Reciclar, alimento ecológico, material biodegradable u otros y has visto etiquetas que muestran en detalle la energía, el agua y las emisiones que se ahorran en la elaboración de ciertos productos.

De esto trata la Economía Circular concretamente. Se puede decir que es un modelo de producción y consumo sostenible cuyo objetivo es reducir al máximo el uso de materias primas, minimizar la generación de residuos no reciclables y fomentar la reutilización.

Si te das cuenta, no hablamos solo de la responsabilidad de las empresas y la industria, este concepto implica también a los consumidores, quienes debemos realizar un cambio de chip, para alargar la vida de los consumibles y optar por reparar o reutilizar en vez de atesorar cosas nuevas.

¿Por qué es tan importante la Economía Circular en la actualidad?

Los sistemas naturales de la Tierra no pueden más, se están agotando los recursos, aumenta el calentamiento global y se nos acaba el tiempo. Es importante avanzar cuanto antes hacia un modelo económico sostenible.

Además, las empresas que han adoptado este modelo económico, han comprobado que reutilizar resulta mucho más rentable que producir desde cero.

Por otra parte, la reducción de los costes de producción se refleja en los precios de venta, beneficiando así a los consumidores y de paso mejorando el medioambiente, ya que hay menos explotación de recursos naturales y menos emisiones contaminantes.

Algunos principios de la Economía Circular

La Economía circular se basa en una serie de principios específicos:

  • Los residuos se convierten en recursos. Los materiales biodegradables vuelven a la naturaleza y los que no son biodegradable se reutilizan.
  •  La reintroducción en el circuito económico de aquellos productos que ya no satisfacen las necesidades iniciales de los consumidores.
  • La reutilización: reusar residuos o ciertas partes de los mismos, para elaborar nuevos productos.
  • La reparación: encontrar una segunda vida a los productos estropeados.
  • El reciclaje: utilizar los materiales que se encuentran en los residuos.
  • La valorización: aprovechar energéticamente los residuos que no se pueden reciclar.
  • Economía de la funcionalidad: cambiar la venta de productos por un sistema de alquiler y cuando estos dejen de funcionar, vuelvan a la fábrica para ser desmontados y reutilizados.
  • Energías renovables: eliminación de los combustibles fósiles para producir, reutilizar y reciclar.
  • La eco-concepción: Permite desarrollar nuevos procesos empresariales que contemplan la sostenibilidad económica, social y ambiental.
  • La ecología industrial y territorial: establece la organización industrial en un mismo territorio caracterizado por una gestión optimizada y sostenible de los flujos de materiales, energía y servicios.
Ir arriba