Placas solares flotantes. ¿Qué son y cuáles son sus ventajas?

placas-solares-flotantes

Las placas solares en el agua son el resultado de la continua innovación de los sistemas de las renovables, cuyo objetivo es aumentar el aprovechamiento de la energía solar.

Realmente, las placas solares flotantes son los mismos paneles fotovoltaicos que se instalan en tierra, solo que estas se montan en flotadores y se colocan sobre cualquier superficie de agua.

A nivel general, estas estructuras flotantes se componen básicamente de 4 elementos:

  • Un flotador que permite la instalación del módulo fotovoltaico.
  • Un sistema de amarre o anclaje que evita el movimiento de la estructura flotante en el agua y que permite ajustar las fluctuaciones del nivel del agua.
  •  Las placas solares
  • Un cable submarino para transferir la energía generada a la subestación eléctrica.

Como verás, una de las grandes ventajas de estos sistemas es que permiten montar grandes plantas solares en cualquier superficie de agua que cuente con suficiente luz solar.

Un ejemplo de ello, es el proyecto piloto en el embalse de Sierra Brava en Cáceres, en el que se han instalado 3.000 módulos fotovoltaicos que pueden llegar a producir la energía que consumen mil viviendas.

De momento, en España, las plantas fotovoltaicas flotantes están situadas en embalses o balsas artificiales y la mayoría se destinan al autoconsumo para alimentar sistemas de riego agrícola.

Sin embargo, se espera que en un futuro próximo, la energía solar flotante, se vaya extendiendo por un gran número de embalses y sistemas acuáticos de dominio público, por todo el país.

¿Por qué instalar las placas solares en el agua?

La iniciativa parte de países que necesitan incrementar las energías limpias a través de las placas solares, pero no cuentan con suficiente terreno para hacerlo.

Como te puedes dar cuenta, el poder instalar paneles fotovoltaico en agua, no solo soluciona un problema de escasez de suelo, sino que además, es una gran oportunidad para aumentar la producción de energía de las hidroeléctricas.

Te lo cuento.

Sabemos que el mayor potencial de las centrales hidroeléctricas se produce en época de lluvias y el de las fotovoltaicas en época de sequía. 

Esto significa que instalar solares flotantes en los embalses de las hidroeléctricas, permitiría aprovechar la energía generada por las fotovoltaicas en épocas de sequía, para aumentar la producción de electricidad de la misma.

Ventajas de las placas solares flotantes

El agua funciona como un sistema natural de enfriamiento, evitando el sobrecalentamiento de los paneles y mejorando la producción de energía eléctrica.

1.- Aprovechamiento de los espacios acuáticos para la instalación de fotovoltaicas

Los paneles solares instalados sobre el agua, no solo liberan el espacio terrestre, si no que también aprovechan las infraestructuras de canalización de agua como los canales por los que llevan el agua a los regadíos.

2.- Menos sombras y suciedad mejoran el rendimiento de las placas solares

Las zonas de agua están libres de obstáculos alrededor, por ello, las placas solares flotantes reciben menos polvo, tierra o sombras que disminuyen su rendimiento.

3.- Las plantas solares flotantes ayudan a reducir sequía

Al cubrir parcialmente los embalses, lagos, balsas, etc., se reduce en un porcentaje alto la evaporación del agua, evitando la sequía.

4.- La instalación de las fotovoltaicas flotantes es más rápida y fácil de gestionar

Puesto que estas estructuras flotantes no requieren fijación a través de cimientos y esto permite que la instalación de las mismas, sea más fácil y rápida que las terrestres.

Como puedes ver, el desarrollo tecnológico de las energías renovables no ha tocado techo.

Después de leer este artículo, ya no te sorprenderá ver plantas solares flotando sobre las superficies acuáticas.

Ir arriba