Autoconsumo de energía solar para reducir costes en la factura eléctrica

El constante incremento de las tarifas de la electricidad esta afectando la economía de todos los sectores y cada vez son más las personas que comienzan a invertir en sistemas de autoabastecimiento fotovoltaico.

En la actualidad, la energía solar es una fuente renovable indispensable para producir electricidad de forma más rentable y respetuosa con el medio ambiente.

Y hoy en día se impone como la mejor alternativa para reducir los costes de la factura eléctrica, a través del autoconsumo de energía solar.

¿Qué es el autoconsumo energético y cómo funciona?

El autoconsumo de energía solar consiste en utilizar la electricidad que proviene de nuestra propia instalación fotovoltaica.

Los paneles solares, se suelen colocar encima de los tejados, cubiertas de edificios, viviendas o naves, gracias a la versatilidad que presentan estas estructuras.

Y ahora, te estarás preguntando ¿Cuánto cuesta la instalación fotovoltaica, realmente sale a cuenta?

Es una duda razonable, pero te diré que sí sale a cuenta. Sin embargo, para lograr ese beneficio económico, debes hacer una inversión inicial.

Una vez que tengas en marcha el sistema de autoabastecimiento, en un período a partir de los 5 o 6 años la habrás amortizado, si bien el ahorro, puedes estar notándolo ya todos los meses.

Fíjate en este dato

El autoconsumo de energía solar es rentable tanto para las empresas como para los hogares ya que se puede alcanzar una reducción en la factura eléctrica, de entre el 60% y 70%.

Incluso existe la posibilidad de desconectarte de la red eléctrica y ser totalmente autosuficiente.

¿Cómo funciona el autoconsumo solar?

El autoconsumo comienza con la instalación de paneles solares, que normalmente se colocan en el techo de tu casa o empresa y la energía que producen la usas para tu abastecimiento.

El sistema completo se compone de:

  • Placas fotovoltaicas: Formadas por celdas de captación que producen electricidad a partir de la recepción de la luz solar.
  • Un acumulador: Que almacena la energía a través de baterías para aprovecharla cuando no hay radiación solar.
  • Un equipo de monitorización: Que controla la producción y el estado de las baterías para prevenir su sobrecarga y descarga de las baterías.
  • Un inversor electrónico: Que convierte la corriente continua generada por la placa fotovoltaica en corriente apta para consumo directo.

La instalación es sencilla, pero no puede hacerla cualquiera, por ello conviene dejarla en manos de una empresa especializada para evitarte trámites y posibles disgustos.

Ya sabes cómo funciona, a largos rasgos, el sistema de autoabastecimiento fotovoltaico.

Y ahora veamos cómo se logra economizar en el recibo de la electricidad con el autoconsumo.

¡Veamos!

¿Cuánto puedes ahorrar en la factura de luz con el autoconsumo solar?

El ahorro dependerá de la potencia que tengamos en los paneles solares. Podemos economizar entre el 50 y el 95% de los costes de la electricidad consumida cada mes.

Tenemos dos formas de conseguirlo:

Autoconsumo sin excedentes

Cuando se producen excedentes de la energía que generamos, estos no se vuelcan a la red eléctrica, gracias a un sistema que se denomina “antivertido”.

Los excedentes de energía se guardan en unas baterías de acumulación, de tal forma, que podremos usar la energía de esas baterías cuando no estemos generando.

Esto sucede, por ejemplo, durante la noche en el caso de autoconsumo solar fotovoltaico o en días muy nublados en los que no tenemos suficiente luz solar.

Con este sistema podríamos ser totalmente autosuficientes, pudiéndonos desconectar definitivamente de la red eléctrica, ahorrando casi el 100% de la factura de la luz.

Autoconsumo con excedentes

Este caso hace referencia a la energía que ha generado nuestra instalación fotovoltaica y que no hemos utilizado, devolviéndola a red eléctrica.

La energía sobrante puede ser usada por otras personas, en ese caso, nuestra compañía eléctrica, nos dará una compensación que veremos reflejada en la factura mensual.

La compensación por excedentes es económica y se puede hacer de dos maneras:

  • Mediante la compensación simplificada en la factura. Es decir, que te descuentan, del total de tu factura mensual de electricidad, los excedentes que hayas inyectado a la red. El precio de la retribución se acuerda con quien firmas el contrato de compensación. También debes tener en cuenta, que la energía que puedes inyectar a la red eléctrica tiene un límite.
  • Puedes vender la energía volcada en la red a cambio de dinero. Sin embargo, esta modalidad es muy compleja, conlleva muchos requisitos y trámites, ya que se te aplicará la misma normativa que a cualquier planta de producción de energía.

Como has visto, el autoconsumo solar supone un importante ahorro en la factura eléctrica.

Además de esta gran ventaja, usar la energía del sol nos lleva a contribuir con la descarbonización del planeta, a ser más eficientes y a no depender totalmente de las compañías eléctrica.

¿Y tú qué piensas hacer para ahorrar en el recibo de la electricidad?

Ir arriba