Tipos de paneles solares para generar energía en tu empresa o industria

paneles-solares

Cuando hablamos de energías renovables, no podemos dejar de pensar en la fuerte de energía más importante de todos: el sol y el calor y luz que nos deja.

Es por esto, que si hablamos de eficiencia energética y de autoconsumo fotovoltaico, debemos entender cómo la tecnología actual puede recibir toda esa energía y convertirla en electricidad para diversos usos.

Es decir, debemos saber qué son y cómo funcionan los paneles solarres.

¿Qué son los paneles solares?

Los paneles solares son dispositivos que cuentan con la tecnología necesaria para captar la energía proveniente del Sol.

Estos paneles están equipados a partir de placas fabricadas con distintos materiales que les proporcionan ciertas cualidades específicas, aunque en general cumplen el rol de captadores fotovoltaicos o térmicos.

Tipos de paneles solares que existen

El mercado de la eficiencia energética está creciendo a pasos agigantados en la actualidad.

Gracias a ello son cada vez más las alternativas disponibles cuando se trata de crear sistemas fotovoltaicos para equipar todo tipo de instalaciones.

Por eso, cuando se trata de placas solares es necesario hacerse algunas preguntas antes de decidirse por una u otra opción:

  • ¿Cuántos tipos de paneles solares hay?
  • ¿Cuáles se adecúan mejor a cierto tipo de necesidades?

La verdad es que cada empresa de acuerdo a sus necesidades, equipos o el tamaño de sus instalaciones, tiene sus propias necesidades energéticas.

Por ese motivo es importante hacer una caracterización de esas condiciones y cotejarlas con las soluciones que brindan los tipos de paneles solares.

Partiendo de ese punto, a vamos a ver los tipos de paneles solares a tener en cuenta con sus respectivas ventajas

Paneles solares fotovoltaicos

Estos paneles solares están elaborados a partir de células fabricadas en silicio, previamente procesado mediante efecto fotoeléctrico.

Esto les proporciona la capacidad de efectuar la transformación esperada, de energía lumínica aportada por el Sol a electricidad para su posterior consumo.

En la actualidad cada vez son más las empresas que se pasan al autoconsumo fotovoltaico debido al importante ahorro de costes que puede suponer para sus plantas y consumos.

Sin embargo, es importante decir que para encontrar la mejor tecnología fotovoltaica para tu empresa o industria es necesario hacer previamente una revisión o auditoría de eficiencia energética técnica de tus instalaciones.

De esta forma, un experto puede ofrecerte siempre una solución 100% personalizada y entre otras opciones, proveer los tipos de paneles solares fotovoltaicos que mejor se adapten a tus necesidades.

Paneles solares térmicos

Estos paneles también son conocidos como colectores solares.

Básicamente, se encargan de absorber el calor emanado por el Sol para poder aprovecharlo con fines prácticos.

Algunos ejemplos pueden ser el calentamiento de masas de agua, calefacción o afines.

Se han desarrollado diferentes prototipos de estos paneles solares, pero generalmente cuentan con una cubierta de vidrio sobre una placa que se encarga de la absorción del calor, además de materiales aislantes como lana de vidrio o polietileno.

Otros tipos de paneles solares térmicos de acuerdo a la temperatura que son capaces de alcanzar, pueden ser:

  • De baja temperatura: Acaparan hasta 50 °C, por lo que se limitan a la calefacción de interiores y sistemas de agua caliente.
  • De media temperatura: Son capaces de llegar hasta 90 °C gracias a un diseño que incluye una capa adicional mediante la cual se impide la pérdida de calor. En esencia tienen los mismos usos que los paneles de baja temperatura pero con unas prestaciones más atractivas para instalaciones de mayor tamaño.
  • De alta temperatura: Generan hasta 150 °C que resultan ideales para la producción de vapor durante la movilización de turbinas. Esto es posible mediante una capa de vacío junto al convertidor.

Paneles solares híbridos

Por último, encontramos los paneles híbridos, que reciben este nombre debido a que combinan las tecnologías antes mencionadas, fotovoltaica y térmica.

Gracias a ello se obtiene un único panel capaz de cumplir el doble propósito de generar electricidad y calor.

Ir arriba