RD 216/2014: La energía que se pierde por el camino (y que nos cobran) sube

El pasado 28 de marzo se publicó en el BOE Real Decreto 216/2014 se definía el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor y parecía que solo afectaba a viviendas y pequeñas empresas acogidas a la antigua TUR. Pero, en la disposición adicional cuarta, se realizó un cambio significativo sobre un término que afecta a todos los consumidores a partir del 1 de junio: el cálculo de las pérdidas eléctricas del sistema.

Aunque no lo veamos como una línea más en nuestra factura, dentro del precio que pagamos por kWh estamos pagando todas las pérdidas que se producen en las redes de transporte y distribución, desde la salida de la central hasta nuestro contador de energía.

Hasta la fecha, estas pérdidas se definían una vez al año y se publicaban en el BOE en función de la tarifa de acceso y el periodo de tarificación. La última revisión se produjo en la orden ministerial IET/107/2014.

Sin embargo, a partir del 1 de junio, Red Eléctrica de España publica periódicamente el porcentaje de pérdidas horario en función de la tarifa de acceso, de modo que este valor cambia todos los días y todas las horas, de manera similar a los pagos por capacidad, restricciones, etc.

Para las tarifas fijas, se realizará una media móvil para el ciclo anual.

Disposición adicional cuarta. Coeficientes de liquidación de la energía del mercado.

  1. A efectos de liquidación en el mercado para elevar a barras de central la demanda medida de los comercializadores y consumidores directos en mercado se aplicarán unos coeficientes de liquidación horarios reales.

Los coeficientes de liquidación horarios reales serán calculados por el operador del sistema de manera que la energía generada sea igual a la demanda elevada a barras de central y para ello tendrá en cuenta, entre otras, las pérdidas reales medidas de las redes y los efectos del perfilado,

Los coeficientes de liquidación horarios reales se determinarán en función del nivel de tensión y peaje de acceso y, en su caso, perfil de consumo.

  1. El operador del sistema calculará y publicará a partir de la entrada en vigor del presente real decreto la siguiente información:

a) Con una antelación de al menos dos días respecto al día de suministro, el coeficiente de pérdidas de aplicación al suministro en la hora h, PERDh, definido en el artículo 7 a efectos del cálculo del precio voluntario para el pequeño consumidor. Este coeficiente se determinará en función del nivel de tensión y peaje de acceso y, en su caso, perfil de consumo.

b) Mensualmente, una previsión los coeficientes de pérdidas para el año móvil siguiente, diferenciando en función del nivel de tensión y peaje de acceso y, en su caso, perfil de consumo.

  1. El Operador del sistema realizará con carácter anual un informe de valoración de las diferencias entre los coeficientes de pérdidas previstos publicados mensualmente, los coeficientes de pérdidas de aplicación al suministro publicados dos días antes de cada suministro y los coeficientes de liquidación horarios reales.
  2. Para la liquidación de la energía en los despachos de los territorios no peninsulares se aplicará el mismo mecanismo establecido en esta disposición sin perjuicio de las particularidades que en su caso, se establezcan en la normativa que regula la actividad de producción de energía eléctrica y el procedimiento de despacho en los territorios no peninsulares.

Esta modificación supone una vuelta de tuerca más al ya complicado método de formación del precio de la electricidad en nuestro país. Pero, con este nuevo método ¿sale ganando o perdiendo el consumidor final?

Esto dependerá de los valores que publique REE en los sucesivos meses. Estos son los valores medios por periodo y tarifa en junio de 2014:

perd1

Comparando estas pérdidas con los valores fijados antes del 1 de junio obtenemos las siguientes variaciones en el precio final:

perd2

La subida exacta en cada cliente dependerá de su perfil horario de consumo.Estos valores que se exponen son una media de los valores de pérdidas horarios en cada periodo. El problema es que las horas de mayor consumo en el sistema son las que mayor índice de pérdidas tienen, de modo que la mayoría de los consumidores saldrá perjudicado.

De manera “encubierta” y sin modificar los peajes de acceso que suelen salir en las noticias, acabamos de recibir otra subida en el precio de electricidad.

Las pérdidas en las redes de transporte y distribución son inevitables, pero actualmente estamos perdiendo alrededor del 10% del total de energía generada en España, ¿de verdad no podemos reducir este dato? ¿No deberíamos considerar la generación distribuida y las redes inteligentes? Deberíamos, pero no creo que lo hagamos.

Tal y como está diseñado el sistema en España, el consumidor paga un kWh perdido en la red igual que uno consumido. A modo de ejemplo, un consumidor en tarifa de acceso 3.0A que demanda 100 kWh acaba pagando 113,8 para compensar las pérdidas del sistema hasta su contador.

Por tanto, a mayores pérdidas se genera mayor volumen de negocio para todos los agentes implicados.

Mientras no se incentive la eficiencia de las redes estas pérdidas jamás se reducirán. Hemos pasado años invirtiendo para garantizar la seguridad de suministro, y lo hemos conseguido, quizá sea hora de dar un paso más allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba