comunidades

¿Qué son las comunidades energéticas de autoconsumo y cómo funcionan?

Ante el reto que se han impuesto muchos países de reducir sus emisiones de CO2 a la atmósfera para intentar frenar el cambio climático, se ha hecho necesario que los ciudadanos participemos activamente en este proceso.

Y sin duda, la mejor forma de integrar a la población en este nuevo modelo de consumo energético sostenible y respetuoso con el medio ambiente, es a través de la creación de las comunidades energéticas locales.

¿Pero qué son las comunidades energéticas?

Las comunidades energéticas o comunidades locales de energía son cooperativas constituidas por socios que pueden ser grupos de ciudadanos, administraciones, comunidades de vecinos, pequeñas o medianas empresas, entre otros, cuyo objetivo es el autoconsumo de energías limpias

Las comunidades energéticas o comunidades locales de energía son cooperativas constituidas por socios que pueden ser grupos de ciudadanos, administraciones, comunidades de vecinos, pequeñas o medianas empresas, entre otros, cuyo objetivo es el autoconsumo de energías limpias

La función principal de estas asociaciones es generar energía renovable para un autoconsumo compartido.

Además se encargan de distribuir, gestionar y mantener la producción.

Las comunidades energéticas deben cumplir con ciertos requisitos:

  • Deben ser una entidad jurídica basada en la participación voluntaria y estar abiertas a nuevos socios que quieran formar parte asumiendo las responsabilidades que ello conlleva.
  • Deben ser autónomas y su gestión debe recaer en los miembros que la componen.
  • La comunidad debe estar localizada en las inmediaciones de las fuentes de abastecimiento de energía renovable, que además han de ser de su propiedad.
  • Los componentes de la sociedad deben ser personas físicas, pequeñas o medianas empresas o autoridades locales, como son ayuntamientos, concejos o municipios.
  • Todos los miembros de la comunidad energética deben tener voz y voto en la toma de decisiones, fomentando así la igualdad de derechos y las actitudes democráticas.
  • La gestión y control de las comunidades energéticas recae en los miembros o accionistas que participan como usuarios finales.

Y por supuesto, los métodos de producción que más utilizan las comunidades energéticas son los paneles solares, los aerogeneradores y la biomasa.

¿Cómo funcionan las comunidades energéticas?

Cuando se asocia un colectivo para crear una comunidad energética, esta debe tener un proyecto con unos objetivos claros y bien definidos.

  • Es necesario realizar un estudio del lugar donde se pretende crear la comunidad energética, para comprobar las posibilidades y la viabilidad.
  • Hay que ver si el lugar ya cuenta con instalaciones solares y si están disponibles. En caso contrario, hay que calcular todo el material necesario para poner en marcha el proyecto.
  • Otro punto importante es definir cómo va a ser financiado el proyecto y establecer los recursos de los que se dispone para adquirir la infraestructura necesaria.
  • El siguiente paso es realizar la instalación de la comunidad energética e integrar todos los sistemas para poner en marcha el sistema de autoconsumo colectivo.
  • Llegados a este punto, todos los socios de la comunidad energética recibirán parte de la energía que están produciendo de una manera eficiente y sostenible, comenzando así a notar el ahorro en sus facturas rápidamente.
  • Las comunidades energéticas se pueden conformar tanto en barrios, como en polígonos, bloques de viviendas u otros.

¿Qué ventajas tienen las comunidades energéticas locales?

  • Acceso justo a las energías renovables, ya que cualquier ciudadano o grupo de población que pueda disponer de una instalación de autoconsumo propia, accede al consumo de energía verde y limpia.
  • Sistemas sostenibles y responsables con el medio ambiente, puesto que el aprovechamiento de los fotovoltaicos no genera emisiones de gases contaminantes.
  • Impacto económico y creación de empleo, porque los beneficios que generan pertenecen a la zona donde se localiza la comunidad energética local, aumentando el valor de la mismay permitiendo que se creen diferentes puestos de trabajo.
  • Independencia energética, ya que el principal objetivo de las comunidades energéticas es disminuir la dependencia de las compañías eléctricas.

Ir arriba