¿Coche eléctrico o coche de hidrógeno? Las 2 apuestas del sector de la automoción

coche de hidrógeno

¿Te imaginas cómo sería moverte por una ciudad libre de contaminación?

Hace unas décadas atrás, la respuesta a esta pregunta hubiese resultado ser una utopía, pero hoy es un objetivo por el que la Unión Europea y otros países, están trabajando del lado de la industria y de la tecnología.

¿Y cómo se consiguen ciudades en las que se pueda respirar aire limpio?

Disminuir la contaminación del aire en un futuro próximo, pasa por una transición ecológica del transporte. Por suerte, las empresas del mundo de la automoción están desarrollando tecnologías encaminadas a lograr estos objetivos.

En este contexto, los coches eléctricos y los coches de hidrógeno se postulan como la mejor opción para lograr una verdadera movilidad sostenible, ya que se considera que estos dos tipos de vehículos no contaminan.

¿Coche eléctrico o coche de hidrógeno? ¿Cuál de los dos es mejor?

Con este artículo no pretendemos que te decantes por uno u otro. Simplemente te presentamos una comparativa entre las dos tecnologías para que tú saques tus propias conclusiones.

¿Qué te parece? … ¡Vamos allá!

Principales diferencias entre un coche eléctrico y un coche de hidrógeno.

La similitud entre estás tecnologías es que los dos motores funcionan con electricidad. La diferencia está en la forma que cada uno obtienen la energía.

  • El coche eléctrico lleva una batería que se recarga directamente en la red eléctrica a través de un enchufe.
  • El coche de hidrógeno lleva una pila de hidrógeno. La pila de combustible capta oxígeno de la atmósfera y lo combina con hidrógeno a alta presión dando lugar a una reacción química que produce electricidad y vapor de agua.

Ahora que conocemos de manera simple, cómo funcionan estás 2 tecnologías, te contaré en 7 puntos las características más destacables de cada uno.

La autonomía

Los coches de hidrógeno tienen una autonomía que va desde los 579 a los 666 km.

Mientras que los eléctricos pueden cubrir una distancia que varía entre los 300 hasta los 400 km, dependiendo del tipo de batería que lleven.

El tiempo de recarga

Llenar el depósito de un coche de hidrogeno tarda entre 5 y 8 minutos.

En tanto que recargar una batería de un coche eléctrico, puede ser cuestión de horas.

Puntos de recarga

España cuenta con 5 estaciones de recarga de hidrógeno. 2 son para uso de autobuses. Solo hay 1 que sirve hidrógeno a particulares, pero no es compatible con los vehículos que se comercializan actualmente.

“Se espera que para 2025 se hayan creado 150 hidrogeneras en nuestro país”.

Por el contrario, los coches eléctricos cuentan con 11.517 puntos de recarga de acceso público. Se prevé que para 2025 habrá 120.000.

Oferta de modelos

Actualmente en España hay pocos coches que funcionan con pila de hidrógeno. Pero se prevé que para el 2030 se hayan introducido entre 5.000 y 7500 vehículos entre transporte ligero y pesado.

El parque automotor de coches eléctricos e híbridos cuenta con más de 300.000 vehículos, lo cual hace que haya más oferta y demanda en el mercado del automóvil.

Contaminación

El coche de hidrógeno emite vapor de agua como residuo. Aspecto que lo convierte en un vehículo de cero emisiones, siempre y cuando el hidrógeno se obtenga de fuentes de energía renovables.

Tanto los coches eléctricos como los híbridos liberan entre 58 y 108 gramos de CO2, frente a los 143 g. de un coche de gasolina. Son valores bajos, lo que les permite llevar la etiqueta medioambiental CERO de la DGT.

El precio

Actualmente el precio de los vehículos de hidrógeno no es nada competitivo, ya que los pocos modelos que existen tienen un coste muy elevado.

Si bien es cierto, que los coches eléctricos de gama alta, son muy costosos, también es cierto que tienen una oferta mayor con precios moderados que los hacen más asequibles.

Los retos

Aunque es cierto que las dos tecnologías están muy desarrolladas, aún se enfrentan a retos muy importantes, como la producción a gran escala de manera sostenible (que sea ecológica y económica).

¿Crees que el futuro pasa por decidirse entre una tecnología u otra?

Ir arriba